El Virus HPV sacudió su Espíritu

Cristina es una joven profesional, ingeniero civil industrial, que desde pequeña focalizo esfuerzos en estudios y posteriormente en su trabajo; si bien ha dedicado tiempo al deporte o a la vida social, siempre la prioridad la tenía el trabajo que siempre disfrutó. A mediados del 2014, le detectaron el Virus HPV Virus del Papiloma Humano, ante el diagnóstico le cambió la perspectiva de muchas áreas de su vida porque se vio enfrentada a exámenes y un resultado que no esperaba, que la hizo literalmente sacudir su espíritu. 

Para poder enfrentar el proceso emocional, físico y psicológico por primera vez buscó una terapia integral, quería analizar y reflexionar sobre cómo las emociones y su día a día le afectaban su cuerpo y su salud. Sentía la necesidad de descubrir qué la estaba desviando de lo que era importante en su vida y finalmente la estaba enfermando. Además buscaba también,  comenzar a ver las cosas de una manera diferente, con más calma, priorizar y ser más asertiva en el día a día, deseaba bajar la velocidad y la tensión de su vida.

Cristina nos cuenta que “Necesitaba que un tercero me dijera qué estaba haciendo mal, que me ayudara a cambiar el modo de ver las cosas y a entender qué está mal y que podría estar afectando mi cuerpo”.

“Me identificaron un virus que está en periodo inicial y según busqué la Medicina o Terapias Complementarias podrían ayudarme a mantenerlo controlado.Hasta ahora ha dado resultado”

Esta joven se aplicó una Terapia Integral que consiste en aplicarse sesiones una vez a la semana de Medicina China (Tuina), Masaje Terapéutico Bioenergético, HealingTouch, Reiki, Reflexología, Biomagnetismo y Aromaterapia.  Fueron varias sesiones las que se realizo, cada una de ellas con un aprendizaje y autoconocimiento donde fue “ella” la que decidió empoderarse y llevar a cabo su propio proceso de sanación emocional.

La terapeuta aplicó en forma alternada la terapia integral. En un inicio la joven llegó estresada con el trabajo y con su vida en general. “Mis pensamientos de todo tipo eran constantes, era como si mi cabeza no pudiera estar tranquila, sin estar analizando algo o planificando.Mi descanso era malo, había dejado de ser la persona que vivía riendo, que disfrutaba todo y la que estaba llena de energía”.  

“Me sentía alterada por los posibles resultados del HPV y su estado de avance, y muy preocupada de cómo lo enfrentaría con la familia y a los amigos, más que con el progreso médico, más que mal, es un virus que podría traer consecuencias fuertes dependiendo del resultado”.

Me sentía muy cansada, mi cuerpo pesado y la espalda muy contracturada. Quizás esos síntomas físicos,  eran las formas que tenía mi cuerpo para decirme que algo andaba mal, no era razonable que me sintiera cansada todo el tiempo, no era razonable que dejara de salir con las amigas o lo hiciera muy esporádicamente”. Algo tenía que cambiar y tenía que conseguir disfrutar el día a día como lo hacía antes. Ese cambio también ayudaría a cómo mi cuerpo sacaba fortaleza para enfrentar lo que se pudiera venir.

Antes de empezar la Terapia Integral con una terapeuta,Cristina tenía mucho cansancio, estrés y con frecuencia sentía un malestar en el estómago que alteraba su día.

Después de las sesiones, más allá de los cambios físicos, se empezó a sentir mucho mejor del estómago.

Esto fue cambiando paulatinamente, en un inicio, Cristina no notaba cambios, pero después de unos meses, comenzó a darse cuenta que las cosas ya no le afectaban tanto.

“Comencé poco a poco a sentirme más relajada, a tomar las cosas con menor intensidad, exceptuando los períodos críticos de fin de año, donde es casi inevitable. Comencé a disfrutar momentos que antes eran parte de lo cotidiano y no miraba.  Por ejemplo el regreso a casa comenzó a ser más placentero, re-descubrí las zonas lindas, llenas de verde y con bonito atardecer, comencé a mirarlo y a sentirme contenta de poder disfrutarlo. Disfrutar llegar temprano a casa, simplemente estar allí y sentir la tranquilidad del hogar. Antes llegaba casi sólo a dormir o a trabajar”. 

Cristina relata que comenzó a expresar sensaciones y sentimientos que antes se guardaba, eso trajo consigo encontrar personas que siempre estaban ahí, pero ahora con una cercanía distinta. Se empezó a sentir más contenta y los que están a su alrededor lo notan.

“Tengo ganas de hacer más cosas, estoy con más energía, esto quizás ayudado por una sesión de imanes con la que apoyé el proceso. En las sesiones sentí mucho relajo.El HealingTouch fue curioso, cómo sin ser tocada, en mi interior sentía cómo entraba energía. Una fuerza estaba actuando, eran como ondas electromagnéticas”.

Al estar controlado el Virus lo que logra la terapia es aumentar su sistema inmunológico, relajar a la persona y que se haga más consiente de su vida. Vivir en Aquí y el Ahora para así calmar su ansiedad mental. También a la persona se le orienta que incorpore cambio de hábitos, que cuide su alimentación con un nutricionista y que su Tratamiento con Terapia Complementaria, sea acompañado con Medicina Alópata, pasando así de la medicina Alópata a las Terapias Complementarias y Viceversa.

Muchos médicos han incorporado diversas Terapias Ancestrales, Complementarias  y técnicas de desarrollo humano en sus pacientes. Algunas personas deciden seguir sólo una línea alternativa, pero desde mi punto de vista como Terapeuta y lo que he investigado desde mi profesión como periodista y mi experiencia personal, es bueno complementar y que en ninguna de las dos medicinas los Egos personales, deben ser parte de un tratamiento. Todo lo que la persona elija le hará bien y ella siente, piensa y cree que lo hará.

Cristina nos señala que de todas maneras recomendaría estas Sesiones Integrales a quienes busquen respuestas, o a quienes necesiten que un tercero les ayude a reflexionar sobre temas personales o sobre actitudes cotidianas que sin darnos cuenta nos afectan y hacen mal. “Creo que todos debemos ir evolucionando a diario, estas terapias complementarias nos ayudan a eso, no es válido decir, yo soy así... es válido decir, cómo puedo mejorar día a día, hablando en todo ámbito de cosas”.

Se aplicó una vez a la semana por un periodo de tres meses Medicina China (Tuina), Masaje Terapéutico Bioenergético, HealingTouch, Reiki, Reflexología, Aromaterapia y Biomagnetismo.

Mayor información: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Recomienda este artículo

Tuesday the 16th. Affiliate Marketing. Bio-Integral
Copyright 2015

©